De trovadores a Booktubers. Youtube y otras pantallas en bibliotecas

El objetivo, en estos días, no solo de las bibliotecas, sino de varias instituciones culturales (o no) es captar nuevos usuarios y por nuevos usuarios, entendemos, mayormente, por los adolescentes o jóvenes adultos o millennials o generación Z, X… En definitiva, un target que hoy plantea características particulares que tienen que ver, especialmente, con las nuevas tecnologías.
Resumiendo: ¡queremos que estos muchachos vengan más seguido a las biblioteca!. Y para ello, empecemos, como decimos siempre, hablando el mismo idioma.

De más está decir y repetir, la importancia que, hoy en día, tiene todo recurso audiovisual para la generación pre, durante y post internet. Asi que, Youtube -plataforma y red social de Google en la que se suben y se comparten producciones audiovisuales: tutoriales, clases, recorridos geográficos, etc.- es la kermesse de la visualidad.

Podríamos decir, entonces, que tenemos un target específico aunque no exclusivo, los adolescentes. Tenemos una plataforma: Youtube y tenemos un objeto a “publicitar”: el libro. Entonces, las preguntas por hacernos serían en este tono: ¿Cómo abordar una nueva forma de recomendación literaria involucrando a nuestros visitantes? ¿Cómo diversificar nuestras producciones utilizando el lenguaje de los nuevos medios?

Es verdad que queremos nuevos usuarios, es verdad que nuestro recurso son los libros, es verdad que buscamos plataformas más estimulantes, interactivas, etc. Pero cómo vamos a hacerlo es también una parte importante para reflexionar. Insisto: no se traslada nada automáticamente. Se suma, se mezcla, se experimenta, se juega… No me pongo frente a una pantalla y recito. Eso no es booktubear. Booktubear es leer, motivar, recomendar con una gran producción por detrás. Y más que grande, en todo caso, distinta.

Hoy podríamos decir: “a las palabras se las lleva… la imagen”. La palabra ya no tiene ese poder de excelencia. “La palabra de honor”, “soy de palabra…”. Hablamos mucho más, pero decimos mucho menos. Es la era de la imagen. Por eso es necesario que nos hagamos amigos, que la incluyamos, que la sumemos. Nada se pierde, todo se transforma, en más.

¿Antecedentes? La televisión literaria. Y sí. Podríamos decir que este tipo de actividades son los antecedentes de la era youtuber. ¿En dónde está, entonces, la innovación?. En el lugar privilegiado que ocupan ahora los que antes solo eran usuarios: oyentes, lectores pasivos. En la televisión literaria siguen, de algún modo, siendo los referentes pedagógicos los que llevan la palabra. Hoy, ya no. Habla el docente, pero también habla un lector de 13 años con alma de locutor y showman, una adolescente que tiene mucho para recomendar, entre otros. La plataforma deviene activa y no estamos simplemente “mirando” lo que nos cuentan, estamos participando desde afuera y desde adentro. Veamos algunos ejemplos:

Avióndepapel.tv es una televisión en internet que conecta a escritores con lectores. “Nace una nueva forma de ver y entender la literatura, a la palabra le añadimos la imagen. (…) Míranos, escúchanos, léenos. (…) Creemos en internet como la mejor alternativa para compartir y difundir contenidos literarios y fomentar así la lectura, la escritura y el uso de la lengua española”. Si uno entra a la página, verá que hay mucho material para trabajar.

Literalia Tv es una plataforma en la que se trata el mundo literario y editorial, a través de la televisión. En su programación, encontramos segmentos tales como: “Leer os hará libros”, espacio en el que se recomiendan lecturas, “Anaqueles ocultos”, las bambalinas de la edición y “Basta de Letras” con entrevistas creativas. Los programas se pueden ver on line o descargarlos.

Cervantes TV “El Cervantes, primera institución europea para la difusión de la lengua y la cultura que cuenta con su propio canal de TV”. Es la televisión por internet del Instituto Cervantes, y ofrece entrevistas, música y documentales sobre la actualidad cultural de España y de los países hispanohablantes. Entre los documentales producidos por Cervantes TV, podemos señalar el de Mario Vargas Llosa. En realidad, se dirige a toda la actividad cultural, pero el lugar de la literatura y la concepción de las nuevas tecnologías es lo que nos interesa en esta ocasión.

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, dijo en su inauguración: “es la gran apuesta del Cervantes por las tecnologías de la información y por el medio televisivo para que ‘los contenidos culturales y didácticos del Cervantes lleguen adonde no llegamos presencialmente’”. La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, agregó “con este importante y revolucionario proyecto, estamos democratizando el conocimiento y globalizando el acceso a la lengua y la cultura”.

Pero dentro de la televisión, también vamos viviendo pequeñas y grandes modificaciones en relación a lo que ofrecen y quiénes lo ofrecen. De los “sabios” a los estudiantes. Desde una lectura a la compra de un libro…

Salimos de España y entramos a Francia. Web TV Culture surge en 2008: entrevistas a autores ya consagrados y autores noveles, presentaciones de libros, intercambio de opiniones por parte de los lectores sobre las obras propuestas, libreros que comparten sus lecturas favoritas, transmisiones sobre las distintas profesiones relacionadas con el libro, se habla sobre eventos literarios, se muestran las casas de ilustres escritores, etc. A partir de la ficha de un libro, por un lado, es posible acceder a las emisiones relacionadas y, por otro, a la tienda (Boutique) desde la que facilitan el enlace para comprar el libro a través de Amazon, Fnac, entre otras.

Booklandia.tv. Esta pantalla la dirigen los estudiantes de periodismo de la Universidad de Oregon junto con la librería independiente Powell’s Books. Actualmente, buscan estudiantes de todo el mundo que quieran colaborar con el proyecto, ya sea entrevistando a autores locales o realizando entrevistas en las calles de sus ciudades para compartir los videos posteriormente.

Y de acá, casi directo a los Booktubers
Un booktrailer es un video corto que promociona o anticipa un libro. El booktrailer no pretende contar un libro, sino que está más cerca de ser la adaptación cinematográfica de la contratapa del mismo, un acting, una representación, casi. Aporta indicios sobre el tono, el género, los personajes. Quizás algunas frases emblemáticas, o parte del argumento. Los booktrailer toman en cuenta las inquietudes de los usuarios jóvenes inmersos en la multimedialidad.

Antecedentes: nace en los Estados Unidos con el objetivo casi específico de los adolescentes, frente a la cámara, mostrando cómo maquillarse, por ejemplo, para una ocasión especial. Si los artículos de belleza están en el corazón de estas secuencias, en los booktrailers el objeto de culto, obviamente es el libro.

Hay ejemplos de editoriales, ejemplos de escuelas y ejemplos mixtos. Veamos algunos: En este caso, la Supervisión de Bibliotecas Zona B (Distritos Escolares 7° y 8°) impulsó la recomendación de lectura mediante los booktrailers porque consideraron muy seriamente el hecho de estimular la lectura en distintos formatos y utilizando diferentes lenguajes de comunicación, nuevos medios de comunicación y difusión para llegar a más usuarios. Interesante es, también, que hayan hecho diferentes tipos de booktrailers: algunos realizados por los mismos Bibliotecarios, para promocionar un nuevo título recién llegado, otros realizados por los usuarios con el acompañamiento del Bibliotecario, entre otros.

La Biblioteca de la Pontificia Universidad Católica (PUCP) tiene un canal de Youtube. Pero no habla de bulas papales, ni nadie esta allí recitando la biblia, ni mucho menos. En este caso, vemos un filósofo y docente que explica ciertos conceptos (viejos) a través de metodos, plataformas, herramientas (nuevas). Cinespoiler: La filosofía de Kant y Hegel en Star Wars. Los nuevos formatos llaman a nuevos contenidos, aunque los elementos básicos de la receta sean siempre los mismos.

Bibliotecas sin fronteras lanzó un nuevo canal educativo en Youtube. La característica es que no solo hablan de libros sino de temas variados tales como: aprender a programar, hacer cálculos complicados, o explorar temas de actualidad. Son convocados estudiantes, escolares, maestros y curiosos.

El tema de los booktrailers en las bibliotecas es interesante también por otra razón y es la que veníamos señalando: no solo se escucha, se lee, se estimula, sino que se transversalizan otras cuestiones: aprender de economía narrativa, empatía hacia el/la protagonista y su conflicto, convergencia de todos los esfuerzos para convencer al público de que merece la pena leer el libro, coherencia entre imágenes-músicas-actitudes de los actores. Si hablamos de prosumers, insistimos en el concepto de que ya ninguna actividad es unilateral o pasiva. Además de leer, tienen que producir el “escenario” para esa lectura. Asi que, el booktrilerismo conlleva otras funciones que implican la producción y el engagement de los lectores/alumnos/usuarios. Y la biblioteca como el espacio adecuado: un espacio interactivo, lúdico y propicio para generar una nueva experiencia del usuario.

En su canal de YouTube (2011), Margaud Liseuse de 25 años y librera de la Fnac, es seguida por 29.000 lectores de entre 15 y 25 años, que devoran la literatura llamada para adolescentes y adultos jóvenes.

Robert Laffont: “En Francia, la literatura popular se considera en el mejor y en el peor de los casos, con desprecio. La prensa tradicional no tiene en cuenta a los lectores adolescentes y adultos jóvenes. Por lo tanto, estos jugadores han creado sus propias redes de información. Hoy en día, existe una gran vuelta a la literatura popular, es decir, una literatura que se devora”. Los editores se dieron cuenta rápidamente de que los booktubers son el diamante en bruto a tener en cuenta.

Céline Cerny, de Bibliomedia en Lausana ha entendido que los jóvenes de 15 a 25 años son los más difíciles de convocar para las bibliotecas y sin embargo son ávidos lectores. Invitar a Margaud hace que la biblioteca ingrese de la mano de una especialista (ver cómo cambia el concepto de “especialista”…).

Si tengo que definir en una breve frase que es un booktrailer en términos narrativos, diría: es la narración oral devenida digital. Te cuento de qué se trata este libro con nuevos medios, nuevos formatos, etc. Simple. La narración oral no muere, se transforma porque los trovadores han devenido Booktubers.

1 Comment

  • […] En los últimos tres posts, hablamos del tema de las recomendaciones. De como fidelizar, atrapar, estimular e incentivar la lectura, en estos tiempos en que lo digital y la redes se imponen. Adelantamos que algunos temas merecían sus propios artículos, así que le toca a los clubes de lectura, habiendo ya cumplido con los booktubers. […]

Leave a Reply