Las profesiones del futuro. Agregando casilleros (II)

Veníamos diciendo, entonces, en la parte I de este post que…

El informe de Sodexo reagrupa estas nuevas (algunas no, tanto) profesiones en tres grupos: fusión de carreras, resolución de problemas y todo lo relacionado con el equipamiento:
El primer campo es lo que veníamos charlando: fusionar carreras tradicionales que juntas reinventen una nueva profesión o una carrera tradicional con un aditivo más moderno como podrían ser las nuevas tecnologías.

Veamos ejemplos, según estos parámetros. Agregaremos nuevas y algunos comentarios:

rsz_1the_employee_of_the_futureFusión

Planificador de identidad digital (Digital identity planner), Creador de identidad digital, mantenimiento y seguimiento, Tecnólogo financiero (Financial Technologist), Organizador de la comunidad online (Online community organizer): encargado de gestionar la comunidad online de la institución, Gestor de capitales (Seed capitalist): experto en gestión de capitales relacionados con incubadoras, spin off, inversión en start up, y su seguimiento.

Resolución de problemas
Arqueólogo digital (Digital archaelogist): experto en limpiar la identidad digital de personas o sociedades que en algún momento no han actuado correctamente, Guía digital (Future guide): formador en nuevas tecnologías de personas que, aunque muy expertas en sus especialidades, corren el riesgo de no actualizar sus conocimientos en este área y, por lo tanto, están expuestas a quedar excluidas del mercado laboral, Escritor wiki (Wiki writer): capacitado para manejar información de diversos campos, estilos y en distintos soportes.

Reequipamiento
Arquitecto de realidad virtual (Augmented reality architect: experto en montar redes relacionadas con la realidad virtual, Responsable de relaciones virtuales (Avatar relationship manager), Terabyter, Lifelogger: experto en mantener la vida virtual de un profesional o institución.

Otros:
Consultor en Big data: toda la información que el usuario y la institución misma desarrolla debe ser recolectada e interpretada por especialistas en el análisis, estudio, interpretación y manipulación de cúmulos de datos.

Mckinsey comentó en un informe que “actualmente Estados Unidos enfrenta un déficit de entre 140,000 y 190,000 científicos de datos y de 1.3 millones de gerentes y profesionistas con capacidades para interpretar información y tomar decisiones de negocio rápidamente”. (…) “algunas empresas llegan a ofrecer salarios entre los 200,000 y 300,000 dólares al año (alrededor de tres millones de pesos) por año, sin experiencia previa.”

CaptureAsistente videolúdico: su misión es la de mejorar la capacidad educativa del uso de los videojuegos, de los juegos serios (serious games). Son los que velan, vigilan, descubren y analizan los nuevos juegos para los expertos y, por ende, conocen su impacto para suministrar consultoría, coaching y la apropiación crítica individual y colectiva. (Gracias Nico y Bernardo!)

Wikipedista. Sí, Harvard contrató un wikipedista en Residencia. Pero ya hubo antecedentes. Y éstas son sus características. Lo mejor de todo es que este puesto se encargará de subir más contenido al dominio público para que todos disfruten. Y puesto que Harvard tiene una de las bibliotecas más grandes del mundo, esto resulta maravilloso.

Algo interesante: recalcaban que aún siendo una especie de embajador de la Wikipedia, el pasante no debe subir artículos directamente relacionados con la organización. Cierta neutralidad es alentador…

Veamos algunas profesiones que augura la agencia Sparks&Honey:

Con esta lista, comprobaremos los dos tipos de “nuevos” trabajos que se avecinan ya que verán que hay algunos que, definitivamente, no existían ni hubieran podido existir. Pero que hay otros que agregándoles la palabrita “mágica” digital, creen haber inventado la pólvora (que les aviso que ya existe). El administrador, con cierta vuelta de tuerca y, en algunas áreas, ha devenido en gestor. Aparecen los gestores culturales, los líderes de proyecto, los puestos transversales, etc.

Sin embargo, no voy a subestimar aquellos a los que sí, lo digital, le confiere una renovación y un estudio superior. Empezando por mí misma. Pero dejemos lugar a la duda o lo que cada uno quiera interpretar. Lo dejo a vuestro criterio. Me los imagino diciendo: “pero me están cargando? Asesor de la productividad? (por ejemplo), esto lo hago yo y me llaman asistente de marketing, y me pagan como tal”. Y bue… La verdad es que hay chantas como en todos lados, pero también es verdad que aunque la tarea sea la misma, las herramientas han cambiado y entonces, la tarea cuenta con otras posibilidades. Damos el ejemplo más cercano o fácil de entender: un periodista. Podríamos decir que la tarea es la misma y sin embargo las redes sociales han cambiado radicalmente el modo en que se recibe, se escribe, se investiga y se comparte la información (entre otras acciones). Nada muere, todo se transforma. Hablamos y hablaremos de algunas de estas transformaciones.

El community manager, el content curator, el periodista digital que hace periodismo de datos no son tan diferentes a los conocidos jefes de prensa, responsable de comunicación, periodista de investigación o analista político. Pero aunque algunos sólo cambien su nombre, otro sí, hacen una gran diferencia.

Para algunos, esta sección se llama: estos nuevos oficios viejos…

El asesor de la productividad, el curador digital: es quien busca, selecciona, clasifica, adapta y sugiere contenidos para usted (como hago yo), el arquitecto ambiento-digital: un arquitecto que hoy piensa más en cómo el espacio afecta al usuario más que el espacio por sí solo (ahondaremos en este tema en un post especial. Pero para que se vayan dando una idea… es aquel que asesora en estos cambios geográficos y escénicos con la entrada de la tecnología: las pantallas, la internet de los objetos, etc.), el inversor digital: esta es fácil… llegaron los bitcoins! La moneda virtual!, las distintas maneras de juntar plata!.(más arriba comentábamos el financista digital).

Podríamos hacer una especialización dentro de la misma: un especialista en crowdsourcing (experto en Kickstarter o Indigogo que conocen la manera de promover e implementar la campaña participativa a través de crowfounding), los fotocopiadores 3D. Y sí llegaron las impresoras 3D y con ellos los técnicos y creativos que harán estas nuevas impresiones.

El desintoxicador (de la información): en la era de la infobesidad, los nutricionistas digitales cumplen una tarea muy especial…(en realidad, son oficios y profesiones similares a las del curador), documentalista, etc. Por otra parte, serán aquellos que se ocupen de la intoxicación informativa como adicción (léase terapeuta), el archivero digital que es casi como el ejemplo del periodista. Su tarea se ve renovada, actualizada y realmente deviene diferente con la llegada de la big data, la digitalización, los commons creatives, etc. Aunque en su esencia… siga guardando y clasificando información.

En su informe sobre el futuro de la tendencia de IoT (Internet de los objetos), Cisco también cita algunos perfiles que no hemos nombrado especialmente, por ejemplo, el Desarrollador de Internet de las Cosas o el Arquitecto y especialista en ciberseguridad.

Algunos oficios muy (pero muy específicos): el cámara que te guía en el uso de GoogleGlas o de una herramienta tipo GroPro, el asesor de Skype, el piloto sin avión que maneja robots y drones, el cuidador de la privacidad en las redes, el representante de memes y avatares

Formación académica
Nuevas áreas se ponen en juego y comenzamos a oír un gran interés por campos tales como estrategia y marketing digital, programación, desarrollo visual y gestión de diseño de contenidos, arte y diseño, ingeniería y digital business. Conceptos tales como big data, gamificación, computación gráfica y simulación, cloud computing, programación de apps o ciberseguridad, curador de contenidos, documentalista multimedia, entre otros. Agentes que hoy participan de lo que se llama la economía digital.

Pero somos todos autodidactas o hay lugares para aprender?. Ojo al piojo. Mucho chanta suelto. Verifiquen bien los programas, las instituciones, etc. Nuevas nominaciones para nuevos oficios y bla bla bla. Pero también nuevos curros para nuevas profesiones. Algunos de los ejemplos que hemos encontrado (hay millones). No los estoy recomendando. No podría porque no los conozco. Sólo ejemplifican el post desde un punto de vista más: la capacitación.

Máster en realidad virtual , en explotación de datos (data mining), en domótica, en desarrollo de videojuegos, en marketing digital, en gamification, en cloud business.

Datito: el MIT informó que durante su primer año, el curso de Big Data Online atrajo más de 3.500 estudiantes de 88 países.

Puedo seguir…

Otro datito: “La primera universidad de videojuegos, el Instituto de Tecnología Digipen, cumplió 25 años. Cuenta con entre 1.500 y 2.000 estudiantes y poco a poco ha logrado convertir a Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington, en un centro de creatividad tecnológica y una seria competencia para Silicon Valley donde también están basadas las sedes de Amazon y Microsoft. En los enormes estudios del centro educativo se puede ver a los estudiantes trabajando asiduamente en sus proyectos de juegos o asistiendo a cátedras de temas que van desde inteligencia artificial hasta creación de personajes”. Dicen: “Jugar un videojuego implica una serie de eventos para resolución de problemas”.

Y yo digo.(O dije)

Museos

Es evidente que varias de las profesiones que hemos mencionado pueden ser particularmente útiles para aprovecharse en un museo. Sin embargo, hay algunos ejemplos que nos facilitarán esta asociación:

El cargo de Director de nuevas estrategias y medios digitales, en el Smithsonian de Michael Peter Edson. El cargo de Director de audiencia y compromiso (hiper importante desde mi punto de vista para todo el tema de audiencias, fidelización, prosumer y temas que desarrollaremos, en breve, en otro post), en el Worcester Art Museum, Adam Rozan o en el Oakland Museum de California con la contratación de Lisa Sasaki.

Semejante pero con otro nombre, es el cargo en el Thanks giving point en Utah a través de su flamante Curadora de la curiosidad y de la investigación, a cargo de Lorie Millward. Ella desarrolla y evalúa las experiencias de los visitantes que promueven la curiosidad y el pensamiento crítico. Semejante cargo tiene Emily Graslie, en tanto Jefa de Curiosidad en el Museo Field de Historia Natural. Emily explicó varias de sus funciones en la entrevista que le hizo la Alliance’s Center for the Future of Museums comentando que ella es, básicamente, un especialista en comunicaciones, aportando nuevas habilidades a un equipo integrado por personal de marketing, relaciones públicas, etc.

A medida que el uso de los medios sociales está cada vez más generalizado entre los visitantes, los museos deben delinear estrategias que permitan responder (se) preguntas tales como: ¿cómo una institución cultural puede conectarse mejor con las audiencias on line? ¿Cuál es el propósito que pueden resolver las redes sociales en un museo? ¿Cómo pueden los museos ir más allá de la mera promoción para fomentar las conexiones personales, profundizar el aprendizaje, y crear un compromiso significativo con sus audiencias?.

Eso es exactamente, lo que hace un Responsable digital de fidelización de audiencias, por ejemplo, o un profesional con nombre semejante: responder dichas dudas, resolver estos futuros (actuales) problemas o, mejor dicho, situaciones que se van presentando a las instituciones.

Yo tengo un máster en curiosidad. Eso les aseguro.

Un ejemplo de clara comprensión: el caso de Sophia George (formación y trabajo)

El V&A convocó a residencias y allí se presentó Sophie como diseñadora de videojuegos. No fue que ella tuvo que inventar una profesión para poder, “secretamente” desarrollarse en lo suyo. El museo, en la convocatoria misma, ya predecía la posibilidad de que nuevas profesiones se avalanzaran sobre la vacante. Porque además de los ya conocidos posibles artistas, a esta residencia pueden presentarse diseñadores de joyas, diseñadores de ropa (pensemos en los vestidos wearables o en los confeccionados en 3D) y los digital games designers (diseñadores digitales de juegos) como Sophie.
0732

Dos comentarios personales sobre el tema: el año pasado visité la Villa Ocampo en Mar del Plata. Allí, nos encontramos con una particularidad. Las paredes están recubiertas de estampados impactantes que, evidentemente, eran una obsesión de la Ocampo. Recuerdo que en ese momento, le comenté a mi amiga Fernandita (compañera de la visita) que se me ocurrían muchas cosas para hacer con eso, especialmente con la tecnología de realidad aumentada. Además, porque ellos mismos destacaban el hecho con varios objetos que hacían referencia en la famosa tienda de regalos que hay en todo museo.

La Sophie lo hizo primero pero con esto quiero decir que cualquier elemento, especialización o temática de un museo se presta para desarrollar ideas desde varios oficios.
El segundo comentario es que, también el año pasado, me presenté a la convocatoria de residencias de la Bogliasco Foundation y en la ficha a completar, ni siquiera tenían casillero para nuevas tecnologías!. El primer problema es que aún hagan completar “casilleros”. No sabía dónde inscribirme. En otras, al menos, ponen un casillero que dice “otras”…

Les dejo el video del proyecto de Sophie

Volvamos para arriba. De los que ya nombramos podríamos incluir, sin lugar a dudas varios puestos: arquitecto digital, financista digital, curadores digitales, digitalizadores en 3D, especialista en creative commons, especialistas en redes sociales, en big data, en crowdsourcing…

Por suerte, la cosa está cambiando y Sophie (como símbolo de los que a veces tenemos que inventar y rebuscárnosla para “encajar”) tuvo su propio casillero.

Top 10 Job Titles That Didn’t Exist 5 Years Ago

1 Comment

Leave a Reply