Mens sana in corpore sano. ¿Quién dijo que los intelectuales/bibliotecarios no hacen deporte?

Voy a empezar una nueva sección: Buenas prácticas. Esto significa que no voy a hacer un relevamiento de todo lo que he encontrado en la web sino, más bien, el “subrayado” de una idea que me pareción genial por una u otra razón.

Fundada en 2011, Cycling for libraries (bicicleteada de bibliotecas) es una conferencia internacional de ciclismo para los bibliotecarios y amantes de la biblioteca. Su objetivo es defender las bibliotecas y aumentar el conocimiento de los servicios y recursos valiosos que las bibliotecas ofrecen a la comunidad, de una manera menos convencional.

Trabajan junto a asociaciones de bibliotecas locales y organizaciones tales como como IFLA y EBLIDA. En junio de 2013 (del 18 de junio al 26 de de junio) cien (100 +) bibliotecarios y amantes de bibliotecas de todo el mundo se unieron para pedalear desde Amsterdam a Bruselas para mostrar la importancia que tiene el apoyo de la sociedad para las bibliotecas públicas y el desarrollo de sus servicios.

El “pedaleo bibliotecario” es una política y económicamente independiente no conferencia y un paseo en bicicleta. Se construye el bienestar físico y mental de los profesionales de las bibliotecas, redes, y el internacionalismo y – por último pero no menos importante – el papel crucial de las bibliotecas para la sociedad y para la formación intelectual y científica en general. El Ciclismo para las bibliotecas también es compatible con los valores ambientales y el modo de vida ecológico. El pedaleo hereda muchos valores de la bibliotecología. La apertura, el liberalismo, el acceso a la información, el aprendizaje permanente y la innovación se encuentran entre estos valores. La Biblioteconomía también es por su propia naturaleza humanista, internacionalista sin fronteras. Dicen sus organizadores y fieles seguidores.

El ciclismo en carretera y en especial el ciclismo de larga distancia están superando al golf como la forma preferida del trabajo en red para el profesional moderno, dice The Economist. Hay muchas razones para eso. En primer lugar, se crea una comunidad más fuerte y más compañerismo que en el golf, que es más competitivo. El ciclismo de larga distancia también ayuda a aliviar el estrés y centrarse en lo esencial. También pedalear en grupo hace que los ciclistas trabajen juntos y por lo general se turnan para ir adelante, un lugar que requiere más trabajo y beneficios a todos los demás, agrega.

cyclewebsizeEl encuentro, entre estos profesionales y amantes, obviamente, es sobre bibliotecas y bibliotecarios, y todo lo relacionado con ellos. Siendo únicamente un evento móvil, se visitan bibliotecas locales y se reúnen con colegas locales. Se visitan bibliotecas grandes y bibliotecas pequeñas.

Hay solo brevísimas exposiciones. En su lugar se organizan talleres, debates, ver, tocar, escuchar…El programa no está dictada por los organizadores, pero el contenido se hace en conjunto por todos los participantes. En virtud de andar en bicicleta, se experimentan todos los ambientes reales donde los bibliotecarios trabajan. Y sí, los recorridos se hacen en bicicleta.

Todo comenzó en realidad hace más de 10 años como un sueño de andar en bicicleta en la Europa continental y discutir, de manera informal, en buena compañía, sobre los problemas relacionados con el futuro de las bibliotecas.

En la Conferencia EBLIDA en Helsinki en 2010 un grupo de bibliotecarios entusiastas finlandeses se interesó en la idea y estuvieron dispuestos a participar en este experimento. Viajar de este modo resultaba una metáfora del desafío que se les avecina con la llegada de lo digital y otros dilemas.

La primera salida se llevó a cabo durante el Congreso Mundial de la IFLA en 2010 en Gotemburgo, Suecia. Unos meses más tarde, hicieron el primer reconocimiento para conocer las circunstancias de ruta y ciclismo en Dinamarca y Alemania. Volaron para conocer la gente de las bibliotecas y otras organizaciones afines, y presentaron el proyecto.

Aunque el ciclo para las bibliotecas es, en gran medida, un caso de interacción cara a cara y de encuentros relevantes sobre todo en cuanto a los participantes, la web tiene un papel clave en la organización y comunicación del evento a nivel mundial para todos los que están interesados en mantener bibliotecas vivas y funcionales .

08df7039f14c9628a03537fd3f15cd02Los últimos encuentros se llevaron a cabo en agosto de este año: 7 días de (anti) conferencias en Canadá, y en junio en el que más de 50 bibliotecarios pedalearon entre Toulouse y Bordeaux para intercambiar y promover las prácticas afines.

El objetivo, repetimos, es intercambiar opiniones sobre el desarrollo de las bibliotecas y qué se puede hacer. Por supuesto, en bicicleta, e informalmente en una (no) conferencia.

Todos los que trabajan en las bibliotecas o de alguna manera están involucrados con la bibliotecología, y todos los amantes de las bibliotecas son bienvenidos en este evento: estudiantes, maestros, profesores, auxiliares de biblioteca y directores, proveedores de software, familiares, políticos…. Se entiende con esto que hay que salir de los espacios típicos de todos los días en las oficinas y auditorios y salir al aire libre, salir al mundo.

No es un evento deportivo. Las distancias diarias no son muy largas así que son aptas para cualquier persona razonablemente sana. Todos van juntos y se encargan de que no quede nadie atrás (literal y metafóricamente).

Be first to comment